hola.com

 

hola.com

About

Entradas etiquetadas: película

11 marzo
0

Comentar

Catalina Aguilar Mastretta y su debut como directora y guionista en “Las horas contigo”

Por Gaby Luna

Había más de ocho mil novecientos kilómetros entre Catalina Aguilar Mastretta y yo. Tras varios intentos fallidos de entablar una conversación telefónica, más o menos exitosa, la cineasta con tino me dijo: “Esto de la comunicación global de repente necesita un “reset” para volver a funcionar”. Y así fue: como un decreto que se cumplió en menos de dos minutos, permitiéndonos hablar sin importar la distancia. Una magia que es capaz de recrear también el cine, arte en el que Catalina debuta con “Las horas contigo”, la ópera prima con la que la hija de Héctor Aguilar Camín y Ángeles Mastretta nos abre las puertas de su mundo, construido a través del legado de sus padres y sus propias inquietudes: las letras y la imagen.

Catalina Aguilar Mastreta

La hija de Ángeles Mastretta y Héctor Aguilar Camín debuta como directora y guionista en “Las horas contigo”

  • ¡Muchas felicidades!, Catalina. ¿Qué historia cuentas en “Las horas contigo”?
  • Es una historia de tres generaciones de mujeres, abuela, mamá y nieta. La mamá y la nieta no se llevan nada bien, pero la abuela está muy enferma y tienen que pasar tiempo juntas cuidándola. Ema, la nieta, está embarazada y no sabe cómo manejar la maternidad y esto le genera miedo, pues la relación con su madre es un espejo de lo que ella no quiere en términos de ser mamá.
  • Hace casi un año participaste con ésta, tu ópera prima, en el Festival de Cine de Guadalajara. ¿Qué sientes?
  • Participamos por el premio Mezcal, pero no nos lo llevamos. Nos reconocieron con el Premio de la Federación Internacional de Crítica Cinematográfica (FIPRESCI). Fue emocionante y sorprendente porque la selección de películas era buenísima y que nos lo hayan otorgado fue muy emotivo.
  • Hija de un periodista y una escritora. Creciste entre libros y letras, ¿esto influyó en tu decisión de ser directora?
  • Yo creo que lo que influyó en mí es vivir rodeada de una familia que cuenta historias. Y no nada más por mis papás, ellos lo hacen de una manera profesional, pero mis tías y abuelas de ambas partes lo hacen muy bien. En las comidas familiares disfrutamos del arte de conversar y contar historias. En el ambiente en el que crecí, en la mesa del desayuno se cuentan historias.
  • ¿Recuerdas cuál fue tu primer acercamiento a las letras y tu primera lectura?
  • Es muy chistoso, mi mamá no nos leía mucho, nos cantaba unas canciones del siglo XVIII que le cantaba a ella mi abuela. El primer acercamiento fue precisamente gracias a mi abuela materna, Ángeles Guzmán. Nos leía cuentos de hadas. Recuerdo perfecto que eran unos libros que se me hacían súper misteriosos; forrados de rojo y no tenían portada. Ella se sentaba junto a nosotros y nos leía una de las historias.
  • ¿Cuál fue el primer libro que leíste por tu propia cuenta?
  • “La historia interminable”, de Michael Ende. Vi primero la película y después salí corriendo a leer el libro. Desde entonces en mi cabeza, la literatura y el cine han estado presentes siempre en mi vida.
  • En esta tu ópera prima realizaste el guión. Al momento de escribir… ¿con qué te identificas más: realidad o ficción?
  • Ocupo ambas. A veces escribimos historias que parecen alejadas de tu propia experiencia, pero a final de cuentas es inevitable que se viertan tus sentimientos y opiniones en lo que estás haciendo. Creo que ésa es la medida correcta: por más que esté escribiendo ficción, debe haber alguna cosa muy verdadera en mí puesta en esto. Y eso es lo que conecta con el resto de la gente.
  • En la película expones una relación no muy buena entre Ema y su madre, Julieta. ¿Cómo es la relación con tu madre?
  • Esa parte sí es totalmente ficción, opuesta a la relación que yo tengo con mi mamá y mi familia. Nos llevamos bien. En la película me pareció interesante retratar cómo dos personas que se quieren muchísimo y son familia, no tienen nada en común. Si se toparan en el mundo seguro no serían amigas. Sin embargo, son mamá e hija y por lo tanto la persona más importante en la vida de la otra. Eso me parece fascinante porque es muy ajeno a mí.
  • ¿Tu largometraje mexicano favorito?
  • “Y tu mamá también”. Toda esa ola del nuevo cine de los noventas con el que crecí tiene varias películas que son entrañables como “Amores perros” y “Por la libre”. Te hablan de un mundo que entiendes.

Al despedirme me pregunto si habrá alguien que no disfrute de escuchar historias y mejor aún, acompañarlas con una taza de café para amenizar la charla. Al final, en el café como en el cine siempre hay una opción para cada gusto. Hoy será un capuchino, el preferido de Catalina. ¡A su salud!

Share

04 junio
0

Comentar

DIEGO LUNA REFLEXIONA SOBRE LA PATERNIDAD, SU TRABAJO Y EL FUTURO

Diego Luna

“Lo que más me gusta es dirigir. No quiere decir que vaya a dejar de producir o actuar, pero dirigir es el viaje más intenso en el que me he metido y el aprendizaje que me ha dejado, me hace sentir muy afortunado”

Por Gabriela Luna

 

Diego Luna estaba en el Distrito Federal con motivo del estreno de la película “César Chávez”, en la cual funge como director; pero, ¡claro!, con la agenda de trabajo a tope, era difícil poder conversar con él en persona. De haber sido posible, la locación ideal hubiera sido una discreta cafetería de La Condesa y, como si se tratara del comienzo del rodaje de una cinta, el tintineo de la cuchara en la taza de café, sería nuestro claquetazo inicial.
Sin embargo, esta vez no hubo encuentro, sino un audio con el que el actor –conocido como el “Charolastra”, junto a su amigo y socio, Gael García Bernal–, se dispuso a esclarecer mis dudas.

A medida que escuchaba la grabación de sus palabras, me atreví a recrear el siguiente escenario para esta entrevista: Siguiendo el estereotipo que existe en el imaginario colectivo, respecto a un director de cine, Diego Luna se acomodaría en el respaldo del sillón mientras se retiraba, con un gesto lento, su cabello de los ojos. Di un vistazo a mi “guión” y… ¡Cámaras, luces, acción!
-Diego, después de actuar, dirigir y producir, ¿cuál de estos roles es el que más te apasiona?
-Lo que más me gusta es dirigir. No quiere decir que vaya a dejar de producir o actuar, pero dirigir es el viaje más intenso en el que me he metido y el aprendizaje que me ha dejado, me hace sentir muy afortunado –me responde con un tono de voz pausado.

-¿Cuál fue el mayor reto a la hora de rodar “César Chávez”?
-Lo más complicado fue trabajar una historia que cuenta la vida de personajes que aún andan por ahí. Muchos de ellos tienen familia, hijos. Estás retratando la vida de personas que no puedes defraudar; al contrario, quieres que se sientan celebradas.
-Trabajaste mucho tiempo en este proyecto. Cuéntanos alguna anécdota divertida que recuerdes del rodaje…
-Los sábados eran muy divertidos. La película fue muy demandante; estábamos haciendo época, trabajando con miles de extras. Fueron jornadas muy largas y cuando llegaban los sábados eran días de desenfreno.

-¿Con qué cualidades y defectos de César Chávez te identificas?
-Con las ganas de querer llevar temas a la mesa que, a veces, la gente ignora o les resulta indiferente –aquí hace una pausa, reflexiona–. Es una pregunta difícil, era un hombre muy complejo y

-En la cinta abordas sutilmente la relación de César Chávez y su hijo. Para ti, ¿qué significa la paternidad?
-Lo es todo, cambia la perspectiva desde la que ves el mundo. Agradezco mucho el poder estar donde estoy, te hace replantearte todo a tu alrededor. Creo que es el amor más profundo que alguien puede sentir –a lo largo de esta respuesta su tono de voz se ha elevado, firme, seguro.

-¿Qué sigue en la vida de Diego Luna después de esta película?
-Unas vacaciones, -comenta divertido-, un poquito de tiempo para tener vida, para plantearme justamente “¿qué sigue?”. No lo tengo tan claro y además no quiero tomar una decisión ahora, quiero que pase un poquito esto y ver dónde estoy.
Con esa pregunta concluía mi entrevista. Me despedí de él sin haber podido disipar ese halo de misterio que envuelve a Diego Luna, el actor, productor, director y padre, cuya vida privada siempre está tras bambalinas, quizá evocando el recuerdo de aquella niñez en los teatros a los que acompañaba a sus padres.

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer